Iniciamos un nuevo ciclo escolar con nuevos retos y grandes expectativas, en México existen 228,205 escuelas de educación básica, a donde asisten un total de 25 millones 939 mil 193 alumnos, quienes son atendidos por 1millon 201 mil 517 docentes. En Nuevo León el 30 % de los habitantes son estudiantes, es decir que 1; 503, 772 asisten regularmente a clases en los diferentes niveles educativos, de los cuales 1; 041, 715 son de educación básica; En la entidad existen 1,038 escuelas secundarias, la nuestra atiende a 636 escolares.

 

Nuestro reto es continuar transformando la escuela, con el propósito de brindar un servicio educativo de calidad que nos oriente a establecer las condiciones necesarias para que todos nuestros alumnos aprendan a aprender y a convivir con actitudes positivas y valores.

 

Es por esta razón que la Escuela Secundaria Técnica 25 “Diego de Montemayor” ha impulsado desde ciclos anteriores un sistema de mejora continua basado en el Modelo de Gestión Educativa Estratégica y en la Ruta de Mejora propuesta por quienes integramos el Consejo Técnico Escolar, lo anterior contempla la atención de cuatro prioridades, que son: garantizar la normalidad mínima de operación escolar; mejorar los aprendizajes de los estudiantes; abatir el rezago y el abandono escolar y, promover una convivencia sana, pacífica y de mucha colaboración.

 

El colectivo docente del CTE identificó los siguientes objetivos:

 

1) Diseño y elaboración de secuencias didácticas que incluyan actividades retadoras y diferenciadas para los alumnos con el propósito de lograr una mayor asistencia y participación en clases;

 

2) Concientizar a los estudiantes de la importancia de la lectura, escritura y matemáticas para mejorar sus aprendizajes;

 

3) El desarrollo de un proceso efectivo de evaluación para involucrar a los alumnos en el cumplimiento de todas las actividades de aprendizaje;

 

4) Mejorar la puntualidad y la asistencia con el propósito de abatir el rezago y el abandono escolar;

 

5) Diagnóstico, identificación y seguimiento a aquellos alumnos que se encuentren en situación de vulnerabilidad y riesgo que perjudique su desempeño académico; así como también,

 

6) Lograr que todos los maestros incluyan en sus planeaciones los elementos básicos requeridos en los Planes y Programas 2011, para mejorar la participación de sus estudiantes.